Por Mirna Segovia. Cuando el clima lo permite, en días primaverales y de los veranos ardientes de nuestra ciudad, los santaelenenses ponemos en práctica una costumbre ancestral: salimos de nuestras casas para sentarnos en la vereda. ¿Por qué he de referirme hoy a este hábito? ¿Qué tiene de relevancia enContinúe Leyendo