FM 97.1

RADIO UNO

Boca quiere dar un paso más en la Copa Argentina frente a Quilmes.

Compartir

En el estadio Malvinas Argentinas y desde las 22, el campeón defensor del torneo se mide contra el único representante del Ascenso que accedió al grupo de los ocho mejores. El ganador del enfrentamiento irá ante Patronato o River.

Boca Juniors, actual campeón de la Copa Argentina, enfrentará este miércoles a Quilmes, de la Primera Nacional, en un partido válido por los cuartos de final de la edición 2022 del trofeo nacional que tendrá como escenario la provincia de Mendoza. El encuentro se jugará a partir de las 22 en el estadio Malvinas Argentinas, será arbitrado por Ariel Penel y televisado por TyC Sports.

En el caso de que los xeneizes avancen a semifinales, podría haber otra edición del superclásico, siempre y cuando River elimine a Patronato en el partido que protagonizarán también este miércoles en La Rioja.

Boca, el más ganador de la Copa Argentina con cuatro títulos, logrados en 1969, 2012, 2015 y 2021, se instaló en cuartos de final luego de haber dejado en el camino a Central Córdoba de Rosario, Ferro Carril Oeste y Agropecuario, todos clubes del ascenso. Quilmes, por su parte, se ubicó entre los ocho mejores del certamen tras haber eliminado a San Martín de Tucumán, Rosario Central y Deportivo Madryn.

El equipo que dirige Hugo Ibarra atraviesa un muy buen momento ya que además de ser candidato a retener el título en la Copa Argentina, marcha segundo en la Liga Profesional cuando restan seis fechas para el final, con 39 puntos, dos menos que el puntero Atlético Tucumán (41).

De todas maneras, Boca asumirá la eliminatoria ante Quilmes con bajas significativas y un sólo regreso importante, el del goleador Darío “Pipa” Benedetto, autor del tanto que le dio la victoria en el Superclásico por 1-0 en la Bombonera, el 11 de septiembre pasado por la fecha 18va. de la Liga Profesional.

Los que no jugarán son los defensores peruanos Luis Advíncula y Carlos Zambrano, y el lateral colombiano Frank Fabra, por estar en sus seleccionados en el marco de la fecha FIFA, mientras que tampoco lo harán por encontrarse lesionados el capitán Marcos Rojo y Nicolás Figal, ambos con molestias en las rodillas.

Tampoco estará el promisorio juvenil Luca Langoni, autor del gol que le permitió a Boca imponerse sobre Godoy Cruz en Mendoza por 1-0 el viernes pasado por la Liga Profesional de Fútbol (LPF). Si bien mejoró del fuerte traumatismo en el pie producto de un golpe que sufrió contra el Tomba, será preservado por el cuerpo técnico xeneize.

El regreso del Pipa Benedetto, tras reponerse de una descompostura estomacal severa que lo marginó el partido jugado en Mendoza y le impidió entrenarse durante cuatro días, es una buena noticia para Boca, que de todas maneras presentará una defensa sin ninguno de sus titulares.

Aunque Boca asoma como favorito, es cierto que la defensa estará conformada por suplentes como Marcelo Weigandt, Agustín Sandez y Gabriel “Pola” Aranda, junto al experimentado Facundo Roncaglia, es decir una línea de cuatro compuesta íntegramente por jugadores surgidos de las divisiones inferiores del club.

Enfrente estará Quilmes, que no gana desde hace casi un mes y cumple una campaña mediocre en la Primera Nacional y con apenas 43 puntos está prácticamente afuera del torneo reducido por el segundo ascenso que animarán los ubicados del puesto 2 al 13, tras la consagración como campeón de Belgrano de Córdoba el domingo pasado.

El historial entre Boca y Quilmes es de 66 partidos, con 40 victorias de los xeneizes, apenas siete del Cervecero y 19 empates. La última vez que se enfrentaron fue hace poco más de seis años, el 25 de septiembre de 2016 en la Bombonera, y Boca se floreó con una goleada por 4 a 1.

Fuente: Superdeportivo El Once.

Compartir