Inicio » El campo va al paro: ¿Dónde, cuándo, cómo y por qué la Mesa de Enlace hará su primera gran protesta del año?
Compartir

Habrá cese de comercialización de granos y hacienda y protesta el 13 de julio, con concentraciones en ciudades y a la vera de las rutas, pero no habrá cortes ni se entorpecerá el tránsito. Las Mesas de Enlace provinciales decidirán lugares y formas de manifestación. Difundirán los problemas y propuestas del sector.

La Mesa de Enlace tendrá la primer gran prueba del año el próximo 13 de julio, cuando realice un cese total de comercialización de granos y hacienda y una jornada de protesta. En ese día no solamente se expondrá el malestar y los problemas del sector por las políticas agropecuarias del Gobierno nacional, sino que también servirá para hacer una demostración de fuerza y ver realmente cuál es el poder de convocatoria y de acatamiento que hoy tienen las entidades tradicionales del campo.

Lo cierto es que la Sociedad Rural Argentina (SRA), Confederaciones Rurales Argentinas (CRA), Federación Agraria Argentina (FAA) y la Confederación Intercooperativa Agropecuaria (Coninagro) consideraron como inevitable convocar a una medida de fuerza, de la cual el faltante de gasoil y la incertidumbre sobre la provisión de fertilizantes fueron detonantes. Pero los reclamos del sector no se reducen a esa coyuntura; existe una larga lista de reclamos, entre ellos la presión tributaria, el desdoblamiento cambiario, las dificultades para hacerse de insumos, la intervención de mercados y una política gubernamental para con el sector que consideran perjudicial se encuentran al tope de las demandas.

La convocatoria al paro se realizó el 29 de junio en la sede central de la Rural en conferencia de prensa que brindaron los titulares de SRA, Nicolás Pino; de FAA, Carlos Achetoni, de CRA, Jorge Chemes; y el vicepresidente de Coninagro, Elbio Laucirica, tras mantener una reunión con representantes de toda la cadena agroindustrial con la cual se elaboró un documento de unidad. No obstante, dicho escrito no hacía mención alguna a la medida de fuerza que Chemes anunciaba minutos después frente a las cámaras, lo que generó ciertos chispazos dentro del sector.

Llamamiento

De todas maneras, ese será el documento que se difundirá en la jornada de protesta, el cual hacen un llamamiento al Gobierno y a la clase política en general para alcanzar una estabilidad económica y política que asegure la paz social y bajen los niveles de conflictividad, al mismo tiempo no solo hacen explícitas las demandas del sector – algunas urgentes como las concernientes al gasoil – sino que también exponen las propuestas del sector.

La modalidad de la protesta será la siguiente: si bien se realizarán concentraciones en diferentes puntos del país, tanto en ciudades como a la vera de la ruta, ninguna vía de comunicación será cortada ni el tránsito entorpecido. Asimismo, serán las Mesas de Enlace provinciales las cuales decidirán en qué lugar o ciudad se realizarán las concentraciones, que pueden incluir marchas y actos y en donde se convoca a participar a la ciudadanía y a otros sectores productivos. Todo será decidido por las dirigencias provinciales donde se lleven a cabo las jornadas de reclamo.

La Mesa de Enlace organiza la protesta del 13 de julio. La Mesa de Enlace organiza la protesta del 13 de julio.

Hasta el momento, la única provincia que anunció la modalidad y puntos de concentración fue Entre Ríos. Un comunicado de la Mesa de Enlace provincial anunció que se prevé “la concentración para la hora 10:30 en el km. 83 de la ruta nacional 14 (mano al sur), desde donde se partirá en caravana hacia el cruce de las rutas 16 y 14, donde tendrá lugar la Asamblea a la hora 12″. Según puso saber Infobae en la mencionada movilización estaría presente la dirigencia de nivel nacional.

Protesta y propuesta

La Mesa de Enlace pretende que en la jornada de protesta del miércoles no se escuchen solo las demandas del campo, sino de toda la sociedad. El objetivo es que la convocatoria sirva como aglutinante de otras actividades y de la ciudadanía en general, para que alcen su voz y expongan sus reclamos e intereses. También, más allá de la protesta, el agro busca en particular hacer saber la importancia del campo argentino y difundir sus propuestas para sortear la crisis que vive el país.

“El campo se moviliza porque más allá de los problemas coyunturales como la falta de combustible, la presión impositiva, las retenciones, el doble tipo de cambio y muchos otros problemas, el sector se manifiesta y se abre a la sociedad diciéndole que si bien tenemos temas para demandar también tenemos mucho para ofrecer de parte de toda la agroindustria”, remarcó el presidente de la SRA, Nicolás Pino a este medio.

Para el dirigente agropecuario, “el campo no es un problema, sino parte de la solución, por lo cual necesitamos que se cumplan ciertas reglas para poder tener la suficiente credibilidad hacia adelante”. Es por esto que Pino también ve la oportunidad de “aprovechar las jornadas para seguir con nuestros pedidos de audición a los diferentes gobernadores, porque son ellos los que tienen que recibir las necesidades de los productores para poder ser protagonistas de esta Argentina que necesita empezar a crecer nuevamente”.

Pino estimó que habrá “una buena concurrencia” a las protestas y que “el campo va a estar acompañado por diferentes sectores”. Además, adelantó que “seguramente” sea en Entre Ríos donde se presenten los dirigentes nacionales, aunque también deslizó la posibilidad de que concurran a tras provincias. En cambio, dejó en claro que en Capital Federal no se realizará ninguna manifestación ni actividad.

Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina. Carlos Achetoni, presidente de la Federación Agraria Argentina.

El presidente de FAA, Carlos Achetoni, aseguró que más allá de ser una jornada de protesta y cese de comercialización “es una demanda de responsabilidad a toda la clase política, a los gobiernos y las legislaturas de todos los niveles, sobre todo teniendo en cuenta la situación de complejidad socioeconómica muy fuerte que existe. Por eso se lanza una modalidad de expresión que no es un corte de ruta, sino que deja en evidencia la situación para llamar la atención del arco político”.

“La idea es que se haga visible, pero que no entorpezca ninguna actividad”, destacó el titular de los federados y remarcó la “responsabilidad” de este “llamado de atención” a sabiendas de que es “un momento muy crítico de la Argentina donde los ánimos no están de la mejor forma. Es el inicio de una expresión donde pretendemos que tomen nota de la situación y, obviamente, si después amerita otra situación se irá analizando en el paso a paso”.

“Cambio de rumbo”

Por su parte, CRA manifestó su “honda preocupación, por la situación general, que excede al campo”, sino que tiene su impactó en la población en general, que según la entidad, está “sumida en la angustia, la pobreza y la desocupación, de no saber hacia dónde vamos económicamente, con inflación intolerable, sin crédito externo o interno, tipos de cambio incontrolables, brecha cambiaria, sin referencia de precios internos, ventas paralizadas, temor y violencia, inseguridad y vacío político sin precedentes”.

En este sentido, la asamblea de la entidad, que se reunió durante los últimos días para ratificar su participación en el cese de comercialización y en las protestas, realizó un raconto de demandas al Gobierno, entre las que sobresalen “la necesidad imperiosa de que el Estado asegure la provisión de gasoil; repudiar la constante invocación de funcionarios de Gobierno, que insisten con formulaciones ridículas, de sumar presión fiscal impositivas; rechazar aquellos proyectos destinados a destruir la independencia de poderes; e instar al saneamiento del gasto público”.

“Por todo ello, el 13 de julio estaremos, sin comercializar, demandando un cambio de rumbo cierto en lo económico y una modificación urgente de la política de abastecimiento de combustibles, pues resulta imposible continuar bajo las circunstancias políticas y económicas del presente, lo haremos en paz y con la consigna que defenderemos nuestros derechos, ante los atropellos de un Gobierno, que no escucha y que nos somete a la incertidumbre y la desazón día a día”, concluyó la entidad.

Fuente: Infobae.

Compartir