Inicio » Impedido de poder ver a sus hijos expuso situaciones que atraviesan otros padres.
Compartir

El referente de PAyAB en Paraná, a través de Elonce, reflexionó sobre la situación que atravesaron otros progenitores que tampoco pudieron ver a sus hijos por el Día del Padre. “Es lamentable”, aseguró.

Padres y Abuelos por los niños separados de su familia (PAyAB) es una organización nacional que se constituyó ante la imposibilidad que estos tienen de poder ver a sus hijos y nietos, cuando la otra parte no facilita el vínculo familiar. Juan Manuel Godoy Leyes, en representación de los nucleados en PAyAB en Paraná, a través de Elonce, reflexionó sobre la situación que atravesaron otros progenitores que tampoco pudieron ver a sus hijos por el Día del Padre.

“Se articulan todas las formas a través del Poder Judicial para poder llegar a ver a nuestros hijos, para que se cumpla un régimen de comunicación y uno cumple con las cuotas alimentarias, pero eso no sirve de nada, los expedientes están trabados”, denunció Godoy Leyes.

El referente PAyAB en Paraná acusó que “los procesos judiciales no se articulan de forma adecuada y lamentablemente, en esta situación dolorosa de nosotros no poder ver a nuestros hijos, los más damnificados son los niños y los adolescentes sobre los esto impacta de forma irreparable en su psiquis”.

Según apuntó Godoy Leyes, “es lamentable porque ni siquiera se puede llegar a cumplir en lo más mínimo con esos regímenes”. “Un padre que obstruye el vínculo con el otro progenitor viene de una separación que perdura en el tiempo y lamentablemente se adueñan y apoderan de los hijos como si fueran un bien, siendo que es una persona con derechos a vivir la vida en familia, más allá de las separaciones o la elección de formar pareja con otra persona”, expuso.

Godoy Leyes, al contar que es padre de una niña que no conoce a sus hermanos porque no la ve hace cinco años, comentó que presenta notas y expedientes en el Poder Judicial y en el Colegio de la Abogacía, “pero lamentablemente lo único que encontramos es silencio; no nos contestan ninguna de las consultas”.

En ese sentido, refirió la falta de estadísticas que registren impedimentos de contacto y/u obstrucción del vínculo y acusó que los niños “no tienen un lugar donde transmitir que quieren ver a sus papás”. “Y los padres se ven derrotados por los plazos y los gastos que incurre el tratar de ver a los hijos porque de oficio no se hace nada y en Tribunales hay que afrontar gastos de abogados, psicólogos, y en tiempos de crisis, se hace casi inviable”. 

(Elonce)

Compartir