Inicio » PRO: La interna nacional se empieza a meter en Entre Ríos.
Compartir

Mientras Frigerio busca sobrevolar la interna nacional del PRO, hay dirigentes entrerrianos que no temen exhibir su apoyo a la postulación presidencial de Bullrich y, eventualmente, de Macri.

Son las primeras definiciones que se producen desde Entre Ríos en la interna nacional de Juntos por el Cambio. El senador nacional Alfredo de Angeli y los diputados provinciales Ayelén Acosta y Nicolás Mattiauda acompañaron este martes la presentación de los equipos técnicos de la precandidata a presidente de la Nación, Patricia Bullrich, que se desarrolló en el Yacht Club de Olivos, con la presencia del ex presidente Mauricio Macri.

Hubo algunos dirigentes entrerrianos que fueron invitados pero optaron por no asistir, a pesar de su simpatía con Bullrich. Es el caso del presidente del bloque de diputados provinciales del PRO, Esteban Vitor, que prefirió no aparecer en un acto electoral para no condicionar su rol como presidente del foro nacional que agrupa a los 93 legisladores provinciales del PRO.

Esto no quiere decir que dirigentes como Vitor no vayan a jugar luego con Bullrich en la interna con Horacio Rodríguez Larreta. Sólo está expresando que eligen no anticipar definiciones que puedan complicar la interna en la provincia. Ese ha sido el criterio sostenido por el postulante a la gobernación del PRO, Rogelio Frigerio, que preferiría elecciones desdobladas en la provincia para definirse en la interna nacional una vez pasadas las elecciones provinciales.

En ese esquema, Frigerio preferiría que no venga ningún candidato a presidente a hacer campaña a Entre Ríos. Y si vienen, como parece que va a ocurrir durante 2022, que vengan todos. En tal caso se sacará una foto con cada uno de ellos.

Las presencias entrerrianas en el acto de Bullrich -donde se vieron carteles y pins con la leyenda Bullrichmanía y cantaron “Patricia presidenta”- no sorprenden. De Angeli ha sido siempre macrista y Bullrich es, simplificando, la candidata macrista que enfrenta a Larreta. Mattiauda ha jugado siempre al lado de De Angeli.

Más estrecha es la relación con Bullrich de Acosta, que en estos meses en los que ha empezado a moverse como aspirante a la intendencia de Paraná se ha mostrado siempre junto a la ex ministra de Seguridad de Macri. El esposo de Acosta, Walter Klix, fue director nacional de Lucha contra el Narcotráfico bajo la órbita de Bullrich. Ambos se reconocen ante todo macristas y si el ex presidente decidiera postularse para un segundo mandato, lo acompañarían. En verdad nadie espera que Macri y Bullrich se enfrenten en una interna.

Pero además de macrista, Acosta es también frigerista. Los alineamientos en la interna del PRO son más complejos de lo que parece.

También Emanuel Gainza, contrincante interno de Acosta, se puede definir como macrista. Lo ha sido toda su vida política, incluso en los momentos en los que no era mucho negocio mostrase junto al presidente que no daba pie con bola en la economía. Desde el sector de Acosta siempre se dijo que Frigerio, peleado con Macri, no digería a Gainza, con quien había tenido un enfrentamiento personal en 2019, derivado de la negativa a un pegado de boletas. El grupo de Acosta se autodefine como el más frigerista en la pelea por la intendencia de Paraná.

Sin embargo, Frigerio ha compartido muchas actividades de campaña con Gainza, que en su rol de postulante a la intendencia hace la gran Frigerio: se relaciona con todos. Acosta, en cambio, se ha mostrado mucho más con Bullrich, con quien mantuvo una reunión a solas este mismo lunes.

Gainza, que con frecuencia difunde fotos junto a los principales referentes nacionales del PRO, también estaba invitado al acto, pero se excusó en impedimentos de orden familiar que le impidieron viajar.

Para sumar más complejidad al asunto, se dice que Frigerio ha recompuesto sus relaciones con Macri, que el año pasado estaban muy dañadas después de que el ex presidente diera crédito a quienes, como Elisa Carrió, señalaban (y señalan) a Frigerio como un socio del peronismo que benefició a los gobernadores del PJ desde el Ministerio del Interior. Ahora Frigerio y Macri juegan al paddle juntos.

Pases y comparaciones

La misma complejidad en los alineamientos para en la interna del PRO se observa en dirigentes no entrerrianos. Por ejemplo, el ex intendente de Luján de Cuyo, Mendoza, Omar de Marchi, un allegado a Macri, pasó a ser armador de Larreta.

Nicolás Massot y Sebastián García de Luca, dos dirigentes cercanos a Frigerio y miembros del ala “política” del anterior gobierno, juegan ahora con Bullrich y el referente de ambos, Emilio Monzó, se acerca a la presidenta del PRO. Dicen que Bullrich les da más participación en su proyecto que Larreta.

Algunos dirigentes que acompañan a Bullrich aseguran que en esta etapa de derechización de Juntos, la ex ministra de Macri ha crecido en todo el país, al punto de superar a Larreta. Otros relativizan ese dato, señalando las dificultades que supone una medición nacional seria, pero ponen el acento en la “empatía” que “Pato” genera con la gente que la cruza en espacios públicos. Muchos se llevaron esa impresión cuando en el verano pasó por Gualeguaychú junto a Frigerio.

“Horacio es un tipo muy valioso, un enfermo de la gestión. Patricia es menos rigurosa en muchas cosas que dice y muchas veces se va a la banquina, pero genera algo en la gente. Y cuando un dirigente advierte eso es muy difícil que se baje”, compara un dirigente entrerriano de PRO.

Por encima de las diferencias entre halcones y palomas, derecha y centro, duros y moderados,  hay dirigentes en el PRO que ven en Bullrich a una candidata más “popular” que Larreta, sobre todo entre los miembros de la policía, gendarmería, prefectura, el ejército y en los sectores de la población más vulnerable que padecen a diario problemas de seguridad y no cargan con pruritos para exigir mano dura.

Fuente: Página Política

Compartir