97.1

RADIO UNO SANTA ELENA.

Un senador entrerriano, en una investigación periodística sobre personal de la Cámara alta.

Compartir

Podrían ser PyMEs por la cantidad de empleados, pero funcionan en el Senado de la Nación. Una decena de senadores tienen entre 30 y 44 empleados para asistirlos en su tarea legislativa en el Congreso y, en muchos casos, realizar tarea política en sus provincias, según el análisis realizado por la Unidad de Datos de Infobae sobre los listados de planta permanente y transitoria publicados en la web de la Cámara alta. Este número no incluye los contratados, ya que la página oficial de la Cámara alta no informa el destino de los 528 empleados que están bajo un contrato de locación de servicios.

El Senado tiene en la actualidad 5.175 empleados, que sumados a los 72 senadores, las autoridades y funcionarios de la Cámara alta, implicarán un gasto en personal proyectado este año de $23.700 millones.

El top 10 de senadores con más empleados está integrado por legisladores que forman parte del oficialismo. Casi todos declararon ante la consulta de la ONG Directorio Legislativo que empleaban entre cuatro y seis asesores temáticos para atender las comisiones de trabajo -en un número similar- que integran, aunque no especificaron a qué se dedica el resto.

El santiagueño Gerardo Montenegro es el senador con más empleados: tiene 44 contratos entre asesores en planta transitoria y permanente. Su despacho suma un costo mensual de, al menos, $4,2 millones, según los datos oficiales analizados por Infobae. Este senador del Frente de Todos, que atraviesa su segundo mandato, mantiene 7 contratos categoría A1, la más alta en la escala salarial de la Cámara, con un piso de $200.000 en bruto, sin contar adicionales como títulos universitarios o antigüedad.

Ex secretario general de la Unión de Personal Civil de la Nación (UPCN) en su provincia, también mantiene 10 contratos A-12, con sueldos de aproximadamente $41.000. La mayoría de esos empleados registran domicilios fiscales en Santiago del Estero, según los documentos públicos consultados por este medio. Solo integra, hasta ahora, tres comisiones como vocal.

Montenegro es autor de seis proyectos de ley en 2021, todos asociados al ámbito deportivo. Todavía no presentó iniciativas de ley propias en 2022, según los datos que constan en la página web del Senado. La ONG Directorio Legislativo, que hace un relevamiento básico del espacio de trabajo de cada senador cada dos años, listó seis asesores temáticos de Montenegro en el Congreso, un número que está lejos de los 44 empleados de su despacho.

“Traté de incorporar la mayor cantidad de trabajadores dentro del cupo que tenemos todos los senadores. Sumé como colaboradores a los agentes de planta permanente, atento a la experiencia que poseen en relación al trabajo parlamentario. Dentro de mi equipo de trabajo tengo asesores encargados de la tarea parlamentaria y de asistencia a las comisiones. Otros asesores se dedican a realizar tareas de enlaces con los distintos ministerios provinciales, nacionales y otros organismos del Estado. Algunos, además, están destinados a realizar tareas territoriales, en contacto directo con las autoridades municipales y departamentales de Santiago del Estero”, explicó Montenegro.

El senador santiagueño fue denunciado en 2020 por la Procuraduría de Criminalidad Económica y Lavado de Activos (Procelac), tras detectar una supuesta red de falsas cooperativas que estaría vinculada al legislador que se utilizaban para cobrar subsidios del gobierno local, tal como reveló Infobae. En las cooperativas aparecen familiares de Montenegro, empleados del Senado y hasta de la provincia de Santiago del Estero. Según la denuncia judicial, las cooperativas cobraron más de $90 millones de pesos. La mayor parte del dinero fue retirada en efectivo de los bancos, por lo que no hay registros de su destino final.

Si bien Montenegro es el senador que tiene la mayor cantidad de empleados, hay una decena de integrantes de la Cámara alta que superan los 30 asesores en sus despachos.

Al llegar a su banca, cada senador dispone de 7.338 módulos para designar personal propio, que equivalen a $2,3 millones por mes que pueden distribuir a su criterio para contratar asistentes y asesores entre las categorías A-1 (la más alta) y A-14 (la más baja). También puede optar por contratar personal bajo la modalidad de locación de servicios por seis meses, cuyo retribución se “descuenta” del dinero del que dispone equivalente a los módulos asignados. A ese paquete presupuestario se le suma el personal de planta permanente que “heredan”, y que no les consume la cantidad de módulos que reciben.

“Si bien cada senador tiene una cantidad de módulos fija, luego hay otras variables, como si es autoridad de bloque o presidente de comisión, por ejemplo, que modifican esa situación de paridad. Los senadores también cuentan con los empleados de planta, tanto permanente como transitoria, que son adjudicados a través del bloque o de la cámara. Cada senador, entonces, puede armar su propio esquema”, sostuvo Noel Alonso Murray, directora ejecutiva de Directorio Legislativo.

Adolfo Rodríguez Saá, un histórico que asumió en el Senado en 2005, es el segundo integrante de la Cámara Alta con mayor cantidad de empleados: 40 contratos de planta permanente y transitoria para el puntano, según los datos oficiales. El presupuesto mensual que insume el despacho de Rodríguez Saá es de $3,5 millones, de acuerdo a la escala salarial del Congreso publicada en su página oficial.

El ex gobernador de San Luis presentó nueve proyectos de ley durante 2021 (sin contar las declaraciones de interés) y sumó otras tres iniciativas en 2022, según consta en la web del Senado. A pesar de que cuenta con 40 empleados, el senador puntano indicó a la ONG Directorio Legislativo que tiene cinco asesores temáticos en las cuatro comisiones y la Bicameral de Seguimiento de la Deuda Externa en las que participa. Infobae le preguntó a Rodríguez Saa por sus empleados, pero el senador no respondió la consulta.

El despacho más costoso del Senado lo armó Carlos “Camau” Espínola, ex medallista olímpico. El correntino emplea a 35 personas con salarios que superan los $5 millones por mes sin contar los adicionales como el título universitario y otros beneficios de los empleados del Congreso. El senador, que atraviesa su segundo mandato, tiene 13 empleados con categoría A-3, una de las más altas, cuyo salario arranca en $144.000 en bruto.

Si bien Espínola integra seis comisiones, entre ellas la de Asuntos Administrativos y Municipales de la cual es vicepresidente, no presentó proyectos de ley propios en 2021 ni en los primeros meses de este año, sino que acompañó los de que escribieron otros senadores, según consta en la página web oficial.

Cerca del senador explicaron a Infobae que cuando asumieron, en 2015, absorbieron a 15 empleados con contrato de planta permanente que pertenecían a los salientes senadores Eugenio “Nito” Artaza y Josefina Meabe, ambos correntinos como Espínola, “para darle continuidad laboral y desempeñarse en tareas tanto desde Buenos Aires como desde Corrientes”. Y remarcaron que todos los empleados cumplen distintas funciones en el despacho.

El chaqueño Antonio José Rodas, del oficialista Frente Nacional y Popular, tiene el segundo despacho más costoso de la Cámara Alta. Trabajan 39 empleados para el legislador chaqueño; 22 de planta permanente y 17 transitorios. Sus salarios suman $4,6 millones por mes, según los datos oficiales. Seis de ellos tienen categoría A -1, la más alta, y cobran más de $200.000 en bruto por mes.

Ante la consulta de Infobae, a través de una colaboradora, envió su informe de gestión 2021. “Ese personal hace que el senador logre los resultados” mostrados en esta publicación, explicó. “En su segundo año de mandato el legislador nacional presentó 216 proyectos, 48 de los cuales fueron de ley, posicionándolo en el segundo puesto del Senado en su trabajo parlamentario”, comienza el informe. Rodas integra seis comisiones de la Cámara alta.

Rodas es firmante de numerosos proyectos, muchos de esos proyectos son de autoría de otros senadores, a los que él adhirió, y muchos otros son declarativos, como el que declara de interés el 25° aniversario de la Federación Argentina de Municipios (FAM), el 14 de mayo de 2022.

El jujeño Guillermo Snopek tiene apenas un empleado menos a su cargo que Rodas. Integrante del bloque de Unidad Ciudadana, la escisión del bloque del Frente de Todos más alineada con Cristina Kirchner, tiene 38 personas bajo sus órdenes, de las cuales 15 son de planta permanente y 23 fueron designadas por él como planta transitoria. Desde el último recambio legislativo está al frente de una comisión clave, la de Asuntos Constitucionales, por la que se le dio un trámite veloz a la reforma del Consejo de la Magistratura impulsada por el kirchnerismo. Además integra otras seis comisiones.

Ante la consulta de Infobae, su asesora de prensa, en un primer momento, respondió: “No son esos los números”. Pero ante el envío del listado del personal que figura en la web del Senado asignado a su despacho, se comprometió a “ver el tema”. Sin embargo, pese a los reiterados mensajes de esta cronista, el senador no accedió a una comunicación telefónica, ni tampoco envió a este medio una explicación respecto de la cantidad de empleados que tiene.

Detrás suyo aparece José Mayans. El formoseño, otro histórico con más de dos décadas en la Cámara, tiene 37 empleados. El jefe del nuevo bloque oficialista Frente Nacional y Popular – conformado a partir de la maniobra de división del Frente de Todos – acumula 25 designaciones en planta transitoria y otras 12 en planta permanente. Integra 5 comisiones y dos Bicamerales: la de Seguimiento y Control de la Deuda Externa y la Parlamentaria Mixta Revisora de Cuentas.

Ante la consulta de Infobae, Mayans sí accedió a explicar el motivo de la cantidad de contratados: “No están todos acá en Buenos Aires. Una parte trabaja en la provincia (de Formosa) porque hay todo tipo de reclamos y pedidos, y hay que ir recorriendo los distintos lugares para atender las problemáticas sociales, educativas y aduanera”. Y agregó que como “la mayoría [de los empleados] tiene categorías medias, les es muy difícil afrontar los costos de vivir en Buenos Aires”.

Su colega María Inés Pilatti Vergara, que pertenece al mismo bloque oficialista, emplea a 37 personas en su despacho, que suman salarios mensuales por $4,4 millones. Esta legisladora chaqueña – integrante además del Consejo de la Magistratura de la Nación por la mayoría en el Senado – contrató a 8 asesores con la A-1, la categoría más alta, con sueldos que comienzan en $200.000 en bruto. “No hubo variantes respecto al personal a mi cargo”, se limitó a responder la senadora ante la consulta de Infobae, reticente a dar precisiones.

Los sueldos más altos son para los senadores: perciben haberes que comienzan en los $350.000 en bruto, pero a esa cifra hay que sumarle otros $100.000 por gastos de representación y un plus por desarraigo para la mayoría que vive en el Interior del país.

La lista de los 10 senadores con más empleados la completan el santafecino Marcelo Lewandoski, el misionero Maurice Closs, y el entrerriano Edgardo Kueider.

Lewandoski, comentarista deportivo en Santa Fe, ingresó a la Cámara Alta hace seis meses. Pese a su reciente desembarco, el dirigente kirchnerista tiene 33 empleados. Fue designado secretario de la Comisión de Infraestructura, Vivienda y Transporte. “Mi decisión fue conformar un equipo de trabajo mixto conformado por personal de planta permanente (15 agentes que representan el 45% del despacho) cuyo conocimiento de la dinámica propia del senado es fundamental para el desarrollo parlamentario y complementarlo con designaciones puntuales en planta temporaria (18 agentes que representan el 55% del despacho) para atender la necesidades territoriales. Actualmente al integrar 4 comisiones decidí distribuir estos módulos (que son los mismos para cada senador) en categorías más bajas permitiendo mayor cantidad de nombramientos”, explicó a Infobae.

Closs, que ocupa una senaduría nacional por segunda vez desde 2017, emplea a 31 personas en su despacho. El ex gobernador de Misiones, del oficialista Frente Renovador de la Concordia, tiene la mayoría de su personal en planta permanente (22) y solo 9 como transitorios. “Trabajan todos en el despacho en Buenos Aires. Closs es vicepresidente primero de la Cámara y tiene 5 personas haciendo tareas para ese vicepresidencia”, explicaron desde su despacho. También señalaron que “gran parte del personal de planta permanente, se heredó de gestiones anteriores”. Hasta ahora, solo integra tres comisiones.

Por último Kueider, quien asumió en 2019 y hoy es parte del bloque Frente Nacional y Popular, cuenta con 30 empleados (13 permanentes y 17 transitorios), pese a que solo integra hasta ahora cuatro comisiones como vocal, si bien aún no terminaron de constituirse la totalidad.

Desde su despacho señalaron que “tomó personal en función de los módulos que le corresponden, como a cualquier senador”. Y respecto de los permanentes, afirmaron que “son empleados que vienen en el Senado de antes de su asunción y que solían revistar en despachos de exsenadores de la provincia de Entre Ríos”.

Los senadores no sólo tienen capacidad de disponer contratos en sus propios despachos. La negociación política dentro del Senado incluye otros contratos, como por ejemplo la designación de empleados en los bloques parlamentarios. La UCR y el kirchnerismo se enfrentaron en febrero pasado por la decisión de Cristina Kirchner de recortar 40 contratos, pero aún así la bancada opositora es la que tiene más empleados, 56, para 18 integrantes, como publicó ayer Infobae.

Las comisiones son otro espacio de poder. Los senadores electos para presidir estos espacios suelen tener capacidad para realizar nombramientos de empleados. Las comisiones con más empleados son las comisiones Bicameral Revisora de Cuentas (23), Educación y Cultura (21) y Bicameral Fiscalizadora de los Organismos de Inteligencia (19).

Cómo se procesaron los datos

La Unidad de Datos de Infobae descargó los listados de personal del repositorio Web del Senado, donde además de los empleados permanentes, figuran en distintas pestañas los transitorios y los contratos de locación. También se accedió a la escala salarial vigente y al presupuesto 2022 de la Cámara Alta. También revisamos los informes de gestión. Datos de años anteriores fueron recuperados mediante la herramienta Archive.

Fuente: Análisis.

About Post Author

Compartir