97.1

RADIO UNO SANTA ELENA.

Se va la primera…

Compartir

Por Marcelo Capdevila.

Docente Jubilado, Director de Radio UNO.

Editorial 01 – 18/04/22

Esta será una columna de opinión personal, donde publicaré algunas reflexiones sobre temas de mi interés que pueden o no, ser de actualidad.

Lo primero que se me ocurre es plantear la incertidumbre en la cual estamos inmersos los argentinos con respecto a la realidad institucional. No sé si es una sensación o una percepción real la escasa vista de un horizonte mejor de nuestra sociedad con las políticas de gobierno que deciden nuestro destino.

Las diferentes visiones de quiénes nos representan como oficialistas o como opositores, me descolocan y preocupan. Generalmente uno piensa en sus hijos o sus nietos, más que en uno mismo. Y ahí me pregunto por el futuro que nos espera. Se dieron cuenta que estamos empeñados en deudas impagables por varias generaciones? Alguien se dio cuenta que las negociaciones con nuestros acreedores son siempre perjudiciales para nuestro país?

Hasta cuándo vamos a seguir creyendo que el país sale adelante sin la creación de fuentes de trabajo? No podemos pensar en alguna alternativa que nos permita solucionar los problemas de la gente si solo creemos que la salida es saquear al que trabaja y produce. Particularmente tampoco se solucionan los problemas de la gente cuando la clase política dispone de recursos económicos sin el más mínimo control; sueldos exorbitantes, subsidios a discreción, presupuestos millonarios de empresas “afines”, colaboradores y familiares con sueldos en blanco y en negro…

Lo difícil que resulta cambiar la mirada. Hay quienes apoyan y aplauden que algunos se enriquezcan con el dinero del pueblo. No logran captar que si se distribuyera o al menos se equiparara, comenzaría a mejorar la cosa.

Hay leyes que deben aplicarse inmediatamente. No debe gobernar un pueblo, una provincia o un país, alguien que ha sido juzgado por corrupción. La Argentina debe cambiar. Ningún país sale adelante si lo representan funcionarios corruptos que sólo piensan en su propio bienestar y el de su familia o amigos. Debe primar el bien común por sobre todas las cosas, para éso son elegidos! Éso es democracia.

Quizás hago catarsis con mi columna, por ahí voy a escribir sobre temas más lindos, cosas que me pasen en la vida cotidiana, etc., pero hoy tenía ganas de despacharme sobre la cultura política de mi país, y voy a volver en varias ocasiones sobre esto.

Los invito a después de ésta lectura, opinar libremente, para eso está este espacio…

Hasta la próxima.

Marcelo Capdevila.

About Post Author

Compartir