97.1

RADIO UNO SANTA ELENA.

“Partidos con más de 100 minutos”: la idea de FIFA para el Mundial de Qatar.

Compartir

La entidad madre del fútbol no quiere más pérdida de tiempo y apunta a encuentros que tengan un “alargamiento sustancial”. Gianni Infantino dejó entrever que en el Mundial se compensará con creces los parates en el juego.

El presidente de la FIFA, Gianni Infantino, estuvo de visita en Florencia, Italia, donde asistió para conmemorar los 100 años desde el nacimiento de Artemio Franchi, expresidente de la UEFA y de la Federación Italiana de Fútbol (FIGC). El mandamás de la máxima entidad realizó allí declaraciones en relación con cambios para mejorar el juego, algo que viene sucediendo en los últimos años de manera vertiginosa, con la instrumentación del VAR como revolucionaria modificación.

En ese sentido, Infantino se reunió hace unos días en Doha, Qatar, con los comisarios técnicos de los países clasificados para el Mundial, junto al presidente de la Comisión de Arbitraje, Pierluigi Collina, donde se trataron dos temas excluyentes: el fuera de juego automático y la cuestión del tiempo real, que impactará sobre los minutos que deban agregarse en cada partido.

En cuanto a esto último, la introducción del tiempo efectivo necesitaría una nueva norma de la IFAB, pero la FIFA pretende compensar el tiempo perdido alargando todo lo que sea necesario el descuento al final de los 90 minutos. Según el diario italiano Corriere dello Sport, “hay que imaginar, en Qatar, partidos que superarán los 100 minutos” también debido a los 10 cambios que se permiten ahora, regla que fue modificada durante la pandemia. Ese alargamiento sustancial del tiempo será algo que marque a los partidos que se disputarán en el Mundial.

La idea de Infantino tiene que ver con que, según consigna el diario italiano, “el espectador paga por 90 minutos netos y no por 50 como hay ahora”. En muchas ocasiones se ha puesto sobre la mesa la posibilidad de implementar el tiempo neto, como en otros deportes como el hockey o el básquetbol, es decir, detener el reloj cada vez que el juego se pare. Sin embargo, esta idea está lejos de concretarse, aunque el vía libre a los árbitros para, cada vez más, adicionar minutos al juego es un hecho incontrastable.

Infantino también se refirió a la posibilidad de acortar el tiempo entre mundiales: “Tenemos que pensar en cómo organizar el fútbol mundial, porque ahora menos del 20% de los países en el mundo puede participar en la Copa del Mundo. No digo cuál es la mejor solución: si hacerlo cada dos años o si hacer otra competencia, pero hay que dar una oportunidad y aún más esperanza a los demás. Muchos niños no pueden experimentar estas emociones, creo que es una pena. Es importante para el fútbol, pero en este mundo cada vez más dividido es fundamental tener oportunidades de unión, de hacer deporte juntos y de jugar en paz”.

El tema del fuera de juego automático, por otro lado, fue presentado por Arsene Wenger , jefe de desarrollo de fútbol de la FIFA. En este caso. se trata de una evolución tecnológica capaz de señalar, en muy poco tiempo, el fuera de juego en el reloj de pulsera del director del partido (como ocurre con la tecnología de línea de gol), reduciendo al mínimo el tiempo de espera.

Fuente: Deportivo el once.

About Post Author

Compartir