97.1

RADIO UNO SANTA ELENA.

“Semana laboral de 4 días”: la idea del trabajo de 8 horas como hoy lo conocemos es del año 1.600

Compartir

Una idea innovadora llega para poner en jaque un sistema laboral que parece obsoleto. Te contamos como se originó la jornada laboral de contadas horas y cuales son las tendencias del porque tantas compañías le dicen SI a este sistema.

Hablar en Argentina de “Semana laboral de 4 días” suena a utopía, pero en breve puede hacerse realidad. Por lo pronto, varios países en el mundo ya están implementando el plan piloto de este modelo que está dando un resultado de optimización de cumplimiento de objetivos efectivo a las compañías que deciden dejar atrás un sistema que se usaba en la antigüedad por la tendencia de “hacer más felices” a sus colaboradores para un mayor “enganche” con la cultura organizacional.

Por las redes sociales ha rondado imágenes de la compañía de moda española “Desigual”  donde en la entrada de sus edificios se puede leer el cartel de una de sus campañas: “Desigual la tiene más corta. En las oficinas Desigual semana laboral de 4 días”. Claro está, esto trajo mucho ruido en aquellas empresas que tienen la jornada laboral tradicional: 5 días de 8 horas.

Para ello hablamos con Gabi Segovia Lara, una especialista en gestión del Talento Humano desde hace más de 20 años y gerente de gestión del desempeño del GCBA. Allí despejamos ciertas dudas sobre este modelo que comienza en Australia, siguió por Islandia e inspiró a España, Japón y EE.UU“Es un modelo de gestión del trabajo que se viene probando hace rato en el mundo. Es la idea de trabajar menos horas poniendo foco en la consecución de resultados”, afrima la especialista en Talento humano.

Modelo Islandés y Japonés

Andrew Barnes, fundador de Perpetual Guardian (Nueva Zelanda) y autor del libro “The four day week” (La semana de cuatro días), señaló que “la idea detrás del horario reducido es una apuesta por el trabajo flexible que permita aumentar la productividad, la rentabilidad, el bienestar, y un futuro más sustentable”.

Libro La semana laboral de 4 horas, Andrew Barnes

En el país nórdico se realizó un experimento entre 2015 y 2019 en el que se redujo la semana laboral a cuatro días. El estudio demostró que la productividad no solo se mantuvo, sino que, en algunos casos, mejoró. Según la investigación del Ayuntamiento de Reykjavik, la reducción en la carga laboral ha hecho que los trabajadores encuentren un mejor balance entre su vida personal y su trabajo.

Este modelo nace en Australia y se probó en Islandia durante cuatro años y los resultados fueron impresionantes: “Se gana en productividad pero sobretodo se logra una ventaja en bienestar”, afirma Segovia.

Según lo que Jan-Emmanuel De Neve, director del Centro de Investigación del Bienestar de la Escuela de Negocios de la Universidad de Oxford, afirmo que todos los estudios sobre una semana laboral de cuatro días que han analizado han mostrado resultados positivos en términos de productividad, entendida como la cantidad de trabajo que se hace en un tiempo definido. Resaltó también que la pauta para comprender el aumento de la productividad es el bienestar general que se genera en los trabajadores.

La especialista en gestión del talento afirmó que: “Desde hace años las empresas comenzaron a trabajar sobre el proceso del engagment laboral. Esto tiene que ver con que las personas que trabajan comprometidas y a gusto con lo que hacen, trabajan mejor. Logran mejores resultados y las compañías maximizan las ganancias con ello”.

Japón está pasando por un momento de escasez de mano de obra, donde los jóvenes no quieren trabajar ni tienen interés por insertarse en el mundo laboral. Sin embargo, los empleados activos han recibido bien la reducción de la semana laboral.

El experimento lo realizó la empresa Microsoft Japón. Probó durante un mes su Proyecto de Reforma de Trabajo con 2600 empleados, sin disminución de sueldo. Según los datos recogidos por el Sora News 24, la productividad de ese mes aumentó un 39,9%. La empresa también ahorró un 23,1% en electricidad, un 58,7% en tinta de impresora y papel y un 25,4% relacionado con los días libres que pedían antes los empleados.

¿Qué tienen en común la ley de Parkinson económica con la semana laboral de cuatro días? 

La Ley de Parkinson, enunciada por el británico Cyril Northcote Parkinson en 1957, afirma que “el trabajo se expande hasta llenar el tiempo disponible para que se termine”. Todo hasta acá parece algo lógico que se viene repitiendo sin cuestionamientos, pero ¿es tan así?.

Ley de Parkinson, economía.

Aquí una de las respuestas de la especialista entrevistada: “Si tenemos menos tiempo disponible para hacer las tareas, nos organizamos de manera tal de poder cumplirlas”.

“La pandemia aceleró los tiempos de estos procesos de cambio. Ciertas cuestiones se pensaban que iban a suceder en los próximos 20 años y pasaron durante la pandemia. Antes decíamos ´voy a trabajar´, ahora no es necesario ir a algún sitio para hacerlo”, afirma Segovia.

Historia: ¿De dónde viene la jornada laboral de 8 horas?

Quizá esto les pueda parecer sorprendente y hasta reflexivo de pensar en el porqué seguir sosteniendo un modelo que parece ya dejar de ser interesante para los nuevos talentos“La idea del trabajo de 8 horas es del 1.600”, cuenta la especialista en desarrollo del potencial humano. En esa línea continúa con la historia: “Es una idea que hoy implementamos y es de otro siglo. Por el 1.600 cuando se estaba construyendo el Escorial Español, el Rey Felipe II se dio cuenta que las personas que trabajaban infinita cantidad de horas en la construcción se cansaban y no rendían, trayéndoles mayores costos. Es por ello que saca un edicto donde habla del trabajo limitado de 8 horas, divididos en dos fracciones de 4 horas (4 por la mañana y 4 por la tarde)”.

Escorial Español enviado a construir por Felipe II

El modelo del 1.600 sigue funcionando hoy porque nadie lo cuestionó. Es hora de preguntarnos que representa el trabajo en nuestros días, probablemente muchos puedan entenderlo como un ordenador en nuestras vidas. Lo que hablamos, el lugar donde vivimos y otras cuestiones tienen que ver con nuestro trabajo”, afirma Segovia.

Etimológicamente el término trabajo proviene del latín ‘tripalium’ traducido como ‘tres palos’ y hacía referencia a un método de tortura realizado en la antigüedad y que consistía en atar a un condenado a una especie de aspas, donde era azotado y acababan prendiéndole fuego. No se sabe por qué, pero comenzó a relacionarse el sufrimiento que padecía un reo en el tripalium con la obligación de ejercer obligatoriamente una profesión (en una época en la que la mayoría eran esclavos y sirvientes), convirtiéndose el vocablo referido a ese aparato de tortura en la forma de designar a la ocupación laboral.

Antiguamente uno le daba tanta cantidad de horas por cierta cantidad de dinero. Ya esa idea es obsoleta. Ya no trabajamos por horas, trabajamos por objetivos que son más grandes que la cantidad de horas de las cuales nos impongan”, relata Gabi Segovia.

¿Para qué una semana laboral de 4 días?

En respuesta a eso te dejamos el TOP FIVE de los SI a la semana laboral de 4 horas confeccionado por la especialista en gestión del talento humano Gabi Segovia Lara:

1. Para maximizar los resultados como organización. Entendemos que el contratar gente está relacionado a los colaboradores que necesitás para lograr los objetivos que tenés como compañía”.

2. El mantener más engagment (enganchados) de tus colaboradores con la compañía te hace llegar más rápido a los objetivos. Y está más que probado que las personas “más felices” traen mayores resultados a tu organización”.

3. Al poder trabajar desde cualquier sitio del mundo, el mercado laboral está perdiendo sus límites. Es mucho más amplio y globalizado. Si las compañías buscan un talento más preparado y sólido les tienen que ofrecer un ambiente cada vez más confortable.

4. Se habla mucho de la marca empleadora, la organización tiene que ser atractiva para el talento… “Me tenés que decir porqué es bueno trabajar en tu compañía ya que hay una oferta globalizada para trabajar en otra compañía de otro sitio del mundo”.

5. Las compañías que son más innovadoras, atraen talento más calificado y se convierten en mucho más competitivas en el mercado”.

El crecimiento de la organización va de la mano con el crecimiento de las personas, por eso se los llama colaboradores. Está bueno que nos de orgullo donde trabajamos, porque los principales embajadores de la marca terminan siendo los que trabajan en ella difundiendo sus valores.

Fuente: diario26.com

About Post Author

Compartir