Hermanos Etchevehere inaugurarán un monolito en el establecimiento Casa Nueva.

Compartir

Los hermanos Etchevehere descubrirán el próximo sábado 6 de noviembre, un monolito frente al establecimiento Casa Nueva, en Santa Elena, donde se suscitaron los hechos del año pasado.

Se cumplirá un año de la ocupación por parte de Dolores en medio de un conflicto de familiar atizado por Proyecto Artigas, movimiento liderado por Juan Grabois. Recordemos que el 15 de octubre de 2020 comenzó a desandarse un hecho con momentos de tensión, con movilizaciones y protestas que tuvieron gran repercusión en los medios nacionales.

El próximo sábado 6 de noviembre al mediodía, los hermanos Etchevehere (Luis Miguel, Juan Diego y Arturo Sebastián) harán un acto en la entrada de la estancia Casa Nueva y descubrirán una placa en un monolito emplazado frente a la tranquera.

“Tomamos en forma pacífica y legal la posesión de la cuota parte de la herencia”

Dolores Etchevehere (enfrentada con sus hermanos y con su madre Leonor Barbero Marcial) estuvo adentro del campo junto a los militantes del Proyecto Artigas. Comenzaron a trabajar una pequeña parcela cerca del casco de la estancia, una huerta agroecológica sin la utilización de químicos. Esto generó una disputa entre los integrantes de la familia Etchevehere, lo que tomó ribetes políticos.

Grabois había señalado: “Lo que hicimos nosotros, como Proyecto Artigas, junto a Dolores Etchevehere -en conflicto con los hermanos Etchevehere y su madre Leonor-, Jóvenes por el Clima y Productores Rurales Unidos, fue tomar en forma pacífica y legal la posesión de la cuota parte de la herencia que le corresponde a Dolores. El usurpador es él, además de corrupto, evasor y violento. Estamos presentados en todas las causas penales y civiles”.

Productores y ciudadanos se habían manifestado contra lo que consideraban como “usurpación”

Ante esto, un grupo de productores entrerrianos junto a los hermanos de Dolores Etchevehere, Juan Diego y el ex ministro Luis Miguel, se hicieron presentes en la tranquera de “Casa Nueva”, donde reclamaban que cese, lo que ellos calificaban de “usurpación de la propiedad privada”.

Hubo “banderazo” de productores y ciudadanos contra lo que consideraban, ” usurpación de la propiedad privada”. “Esto no es un tema de una familia, es un delito. Vamos a estar en la puerta del campo hasta que la Justicia los saque”, había dicho Luis Miguel Etchevehere.

La manifestación se dio en medio de una fuerte presencia policial, que había montado una guardia permanente de unos 30 efectivos de la Policía de Entre Ríos. Los uniformados, provenientes de diferentes puntos de la provincia, se apostaron en diferentes zonas, para evitar un eventual enfrentamiento entre sindicatos y organizaciones sociales, con los productores que acampaban en la tranquera.

Cómo es el monolito que recuerda el conflicto

La construcción del singular monumento está casi terminada. Está montado sobre una plataforma de cemento de 12 metros cuadrados.
Juan Diego Etchevehere señaló que “el 6 de noviembre es un día muy importante para nosotros porque estaremos descubriendo un monolito en agradecimiento y en honor a todas aquellas personas que defendieron con mucha valentía y con un sentido de una solidaridad muy grande el derecho a la propiedad privada”.

“Nos pareció apropiado dejarlo plasmado en algo que podamos recordar en el tiempo lo que representó la ocupación del campo Casa Nueva. Se descubrirá una placa en homenaje a todos los que participaron de esa justa resistencia”, agregó Etchevehere.

“Dolores apuesta a construir un proyecto productivo, que tiene como objetivo la agroecología y la soberanía alimentaria”, anunciaban los voceros de Proyecto Artigas, quienes además la mujer para que la justicia intervenga para garantizarle a Dolores Etchevehere el acceso a sus derechos hereditarios en el campo.

Hubo muchas idas y vueltas, movilizaciones, polémicas hasta que finalmente llegó la resolución de la jueza de Entre Ríos, María Carolina Castagno, quien ordenó el 29 de octubre de 2020 la restitución del campo a la madre de los Etchevehere.

La jueza había refutado argumentos del juez de garantías Raúl Flores (La Paz) al considerar “sesgado” su fallo y señaló “criterios de arbitrariedad” en la sentencia en el cual rechazó el desalojo anticipado del inmueble.

Finalmente llegó el desalojo de los militantes del Proyecto Artigas, se llevaron detenida a Dolores por unas horas y el escándalo cobró más relevancia.

A un año, el singular monolito recordará esas semanas en Santa Elena. No obstante, el conflicto judicial sigue.

Fuente: el once.