Kayakistas hicieron una expedición a la Piedra Mora: un lugar de misterio.

Atraídos por las leyendas de la Piedra Mora, en Santa Elena, uno grupo de kayakistas realizó una expedición hacia el lugar. Los misterios sobre formación rocosa que aflora en el cauce principal del Paraná.

“La Piedra Mora” (-31.078051,-59.891854) es una formación rocosa que aflora en el cauce principal del Paraná, entre las ciudades entrerrianas de Piedras Blancas y Santa Elena. Algunos aseguran que es un meteorito ya que no es un tipo de roca común en la región.
El documento histórico registrado por Elonce TV da cuenta de la magnitud de la bajante del río Paraná y de la importante superficie de la Piedra Mora que asoma sobre el agua del “pariente de mar”. Kayakistas atraídos por el misterio que rodea a la zona decidieron emprender una expedición hasta el mítico lugar.

Extraña roca en el río

En la visita al distinguido pesquero y lugar turístico del río Paraná, Elonce pudo dialogar con un habitante de la zona, que lleva décadas relacionado al río. El baqueano contó las razones por las que es el mejor lugar para pescar Dorados.
Esteban, baqueano y guía de pesca en la zona de Santa Elena, dialogó con Elonce y sostuvo que “antes era mucho más grande, pero la erosión del agua, la va comiendo”, y agregó que “cuando uno ve su formación es como que fuera una fundición. Las piedras que hay en la zona, no tienen nada que ver con esto, son más duras, pero esto es como que se rompe”, resaltó.

Expedición en kayak

Atraídos por este misterio, además de su afán por el desarrollo de la actividad náutica, el fin de semana pasado un grupo de kayakistas de la capital entrerriana emprendió la travesía por el arroyo Feliciano, desde Puerto Algarrobo, y desafiando el oleaje del río picado por el viento del mediodía, llegó a destino.

Diego Frías, titular de Kayak Travel Paraná, quien fue uno de los organizadores del singular paseo, contó a Uno que : “El año pasado hicimos una travesía a la Piedra Mora, junto con Fabricio Rodríguez, que es de la zona de Hernandarias. Y ahora decidimos volver para verla de una manera distinta con la bajante, invitando a más gente a disfrutar de esta posibilidad”.

Según mencionó, la organización de una travesía de este tipo lleva tiempo, porque hay que tener todos los recaudos para ingresar al río Paraná desde el cauce del arroyo. “En estas ocasiones tiene que ir gente con un poco de experiencia en el río. En esta oportunidad salimos desde Puerto Algarrobo por el Feliciano, hasta su desembocadura en el río Paraná. Habremos hecho, desde el punto de partida, unos siete kilómetros hasta llegar a la Piedra Mora”, explicó.

Frías observó que “la travesía tuvo una muy buena aceptación” y señaló: “En toda la zona es muy conocida la Piedra Mora, sobre todo por los pescadores; ellos le han hecho mucha propaganda por ser un buen lugar para la pesca del dorado y otras especies. Y como tiene su parte mística y hay alrededor de ella un montón de versiones, la más fuerte es que es un meteorito que cayo hace muchísimos años, mucha gente tiene esas ganas de conocerla”.

Acto seguido, expresó: “Ese día estaba un poco picado el río por el viento del noroeste que había. Cuando llegamos, algunos tuvieron la oportunidad de poder subir a la Piedra Mora y otros de mirarla desde la embarcación”.

“Después paramos en una playa sobre el Paraná. Ese día el agua estaba muy cristalina y eso nos llamó la atención a todos. Creemos que es porque los afluentes del Paraná no están llegando debido la bajante. El Bermejo es el que ensucia antes de llegar al río, y por eso el agua estaba muy limpia y transparente”, dijo, y comentó que la llegada a la Piedra Mora fue el sábado con un grupo; quienes se inscribieron para el domingo no pudieron concretar este itinerario por las condiciones climáticas y decidieron hacer el paseo aguas arriba por el arroyo Feliciano.

La leyenda de la piedra mora

Pero la Piedra Mora tiene su leyenda. Distintos habitantes de la costa, repiten una historia que, algunos de ellos afirman haber sido testigo de la misma, más allá de su carácter de cuento o leyenda, enriquece la belleza del lugar frente a las barrancas entrerrianas.
Los relatos afirman que en la Piedra Mora, habita el “negrito del río”.

Se trata de un habitante, que es mitad niño y mitad pez, que a la hora de la siesta, se lo puede ver bailando una misteriosa danza sobre la piedra.

Incluso, algunos lugareños se han negado a guiar a los pescadores al lugar en horas de la siesta. “No jefe, no hay que rumbear pa’ la piedra mora a la hora de la siesta. Está el negrito costero que vuelca la canoa”, han afirmado como asignándole una personalidad un tanto malvada al “negrito del río”.

El origen

Respecto del origen de la Piedra Mora (-31.078051,-59.891854), algunos aseguran que es un meteorito ya que no es un tipo de roca común en la región. Incluso, algunos especialistas quieren someterla a estudios para establecer de qué se trata. “Hay gente que está queriendo venir para estudiarla y saber de qué está hecha. Si tiene metal, podría ser un meteorito o si solamente es piedra, debe ser de miles de años de formación”, afirmó Esteban que dialogó con Elonce sobre el impresionante accidente geológico.

Fuente: el once.